Trabajadores Agrarios

Las empresas y los trabajadores por cuenta ajena del Régimen Especial Agrario están siendo integrados dentro del Régimen General de la Seguridad Social. Este hecho tiene diferentes implicaciones. En lo que afecta a la formación, tanto empresas como trabajadores, podrán beneficiarse de la bonificación a través de la Fundación Tripartita. Esto es así porque tanto trabajadores como empresas del Régimen General cotizan por el concepto de formación profesional (no así los del Régimen Especial Agrario), lo que a su vez les da derecho a acogerse al sistema de bonificaciones o de crédito de formación.

 

La bonificación es un sistema mediante el cual las empresas que cotizan mes a mes por formación profesional a la Seguridad Social, tienen derecho a destinar parte de la cuota a formar a sus trabajadores mediante el procedimiento del descuento. El crédito del que cada empresa puede disponer cada año viene fijado por el Gobierno y está en función de lo aportado el año anterior en concepto de formación profesional. Ese es el motivo por el cual, al entrar las empresas agrarias por primera vez al Régimen General, partirán todas ellas con un crédito de 420 euros, anual, independientemente de su tamaño.

 

Según lo establecido por la Ley 28/2011 de 22 de septiembre (BOE del 23) tanto empresas como trabajadores incluidos en el Régimen Especial Agrario a fecha 31 de diciembre de 2011, han sido  integrados de oficio  dentro del Régimen General de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social procederá a asignar un Código de Cuenta de cotización específico del Sistema Especial Agrario del Régimen General desde el 1 de enero de 2012 al que adscribirá a los trabajadores. Desde esa misma fecha los empresarios tienen la obligación de disponer de un Código de Cuenta de Cotización específico del Sistema Especial Agrario del Régimen General.